Go to Top

Victoria de la protección de datos en Internet (primera parte)

GoogleRecuerdo un refrán chino que hace cientos de años apuntaba: “si no quieres que se sepa… no lo hagas”.

Esta sentencia se volvió realidad en la era Internet, y se recrudeció con el advenimiento de las redes sociales.

Nada nuevo pués, hasta que en España, un señor llamado Mario Costeja González demandó en 2010 que Google retirará dos, si, dos páginas de los resultados de búsqueda del periódico Vanguardia en el que figuraba un anuncio de una subasta de inmuebles relacionada con un embargo por deudas a la Seguridad Social, que mencionaba el nombre del Sr. Costeja González.

El Sr. Conseja solicitaba dos cosas:

  1. Que se exigiese a La Vanguardia la eliminación o modificación de la publicación para que no apareciesen sus datos personales o se hiciera uso de herramientas facilitadas por los motores de búsqueda para proteger sus datos;
  2. Que Google eliminara u ocultara sus datos personales y se dejaran de incluir en sus resultados de búsqueda y dejaran de estar ligados a los enlaces de La Vanguardia.

El 13 de mayo de 2014 pasado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resolvió el caso entre Google Spain, S.L. / Google Inc. Vs. Agencia Española de Protección de Datos (En adelante (AEPD) y Don Mario Costeja González.

Resultado: Se le ordenó a Google que “adoptara las medidas necesarias para retirar los datos personales del Sr. Costeja González de su índice e imposibilitara el acceso futuro a los mismos”, ya que dichos embargos al que se había visto sometidos estaban totalmente solucionados desde hace años, por lo que carecía de relevancia en la actualidad.

La AEPD resolvió en principio improcedente la acción en contra de La Vanguardia, dado que la publicación se había realizado con base a una orden del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales que pretendía dar máxima publicidad a una subasta y conseguir mayor número de licitadores.

Sin embargo, por lo que hace a Google, contrariamente se estimó que las empresas que gestionan motores de búsqueda SI están sometidos a la normativa en materia de protección de datos, en virtud de que se lleva a cabo un claro tratamiento de datos del que son responsables (SIC) y actúan como intermediarios de la sociedad de la información, por lo cual, Google estaba facultada para ordenas la retirada e imposibilitar el acceso a determinados datos, cuando dicha difusión lesione los derechos fundamentales de los titulares de dichos datos y su dignidad (Entendida en sentido amplio, lo que significa que la mera voluntad de retiro de información del titular de los datos es suficiente para considerar procedente la acción).

Dicho retiro de información puede dirigirse directamente a los motores de búsqueda, sin suprimir los datos de la página donde inicialmente está alojada, incluso cuando el mantenimiento de ésta información en dicha página se encuentre sustentada en una norma legal.

Gran aprendizaje, al grado de que Google ya está por implementar una herramienta para eliminar datos personales de su índice y contribuir así al denominado “derecho al olvido”.

Nos preguntamos: ¿Qué hará el señor Costeja con los más de 181 mil resultados de google que al día de hoy mencionan su nombre derivado de la máxima publicidad que recibió su caso a nivel mundial?

Deja un comentario