Go to Top

Privacidad en Redes Sociales (PRIMERA PARTE)

Estamos cumpliendo un año desde que Edward Snowden expuso el programa de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. En aquellos días en donde hasta el presidente Peña Nieto fue espiado por los sistemas informáticos de ese país, es un oportunidad muy especial para comentar precisamente algunos aspectos relacionados con la privacidad en redes sociales y en especial, ponerla en contexto con la actualidad sobre éste tema en nuestro país.

En estos momentos, los Estados Unidos son el foco de atención en temas de privacidad en el mundo y particularmente México, por su cercanía y por su relación caótica de dependencia, debe estar al tanto de la evolución de éste tema.

Privacidad en redes sociales, un tema que tiene que ver con el cambio histórico en el que estamos viviendo, es sobre lo que vamos a hablar el día de hoy y voy a narrar varias partes del documental “Terms and Conditions May Apply”, el cual recomiendo plenamente que lo vean.

¿Cuándo antes habíamos tenido que aceptar un contrato de adhesión antes de hacer uso de un teléfono, el radio o una televisión? Internet es diferente, ahora, prácticamente todos los productos “gratuitos” que aparecen, tales como buscadores en Internet o redes sociales, se protegen por medio de términos y condiciones, así como avisos de privacidad muy largos, que normalmente para la gente que no es abogada, le es difícil comprender y de hecho en muchas ocasiones resultan ser complicados para los propios abogados. Coloco la palabra “gratuitos” entre comillas, ya que debemos entender que los servicios en donde la materia prima es información generada por los propios usuarios, implica que el costo de dicho servicio es precisamente el insumo proveído por los particulares, por lo que simplemente dichos servicios no son gratuitos.

Unos dicen que es por que el consumidor es flojo, otros porque simplemente no nos interesa, pero hay estudios que comprueban que si leyéramos todos los documentos que aceptamos en Internet, nos tomaría alrededor de un mes de trabajo en el transcurso de un año, lo que corresponde a 180 horas de trabajo. En éste auditorio hay reconocidos abogados que deben saber lo que ese tiempo significa en dinero. Esto se traduce en que resulta materialmente imposible leer todas las políticas de privacidad que nos ponen en frente.

Pero la pregunta importante que nos debemos hacer es ¿Realmente sabemos lo que estamos aceptando? Eso es parte de lo que vamos a platicar el día de hoy.

México es particularmente joven en el tema de protección de datos, pero existen otras jurisdicciones en donde se han dado una gran cantidad de casos y situaciones que van enmarcando la política global en materia de protección de datos personales.

Por ejemplo ¿Recuerdan el escandalo ocurrido a Instagram cuando modificó sus términos y condiciones para establecer el consentimiento tácito por parte de los usuarios para que sus imágenes pudieran ser comercializadas libremente por la plataforma? En aquella ocasión, la empresa tuvo que modificar su política en forma inmediata y si no mal recuerdo, emitieron una disculpa pública por tal hecho.

Otro ejemplo interesante, es la forma en la que la oficina del Comisionado de Privacidad en Canadá ha ejercido influencia en las políticas globales de privacidad de Facebook. Canadá se siente orgulloso de ser un país de 35 millones de habitantes, que controla una plataforma de más de 1000 millones de usuarios.

O quién no se ha enterado de la reciente resolución de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en materia de Derecho al Olvido, la cual modifica el criterio que se venía manteniendo en cuanto a la inexistencia de éste derecho, por lo que en caso de conflicto, el buscador era neutral y el ciudadano debía dirigirse al medio de comunicación.

Ahora también se le podrá solicitar a Google la eliminación de contenidos, el cual deberá ponderar caso por caso si la información a eliminar vulnera los derechos al honor, de la propia imagen y el derecho a la intimidad (Que juntos conforman el derecho al olvido) versus el derecho a la información.

Por supuesto queda en el aire si Google tendrá la capacidad de atender todas las solicitudes que recibirá. Por lo pronto, hemos leído ya noticias que Google está implementando un formulario de denuncias denominado “Supresión de contenido en Google”. Al buscarlo, yo en particular no lo he encontrado, pero será muy interesante su implementación. En materia de redes sociales, ésta resolución no afecta su forma de trabajo, dado que son considerados medios de comunicación y no buscadores.

–          Estados Unidos.

Como ya lo comentamos, Estados Unidos se encuentra hoy en el ojo del huracán con éstos temas, y es en éste país en donde se encuentran los corporativos de las redes sociales más importantes del mundo, considero vale la pena repasar en unos breves minutos los eventos que nos han hecho llegar a donde hoy estamos.

En 1994 Pizza Hut es la primera empresa que comienza a hacer entregas on line en los Estados Unidos. De pronto los consumidores ya no tenían que repetir información como tu nombre, tu dirección y tu forma de pago, gracias a las cookies. Por éste motivo, en dicha década se comenzaron a dar términos y condiciones así como avisos de privacidad como una forma de buena práctica en Internet.

En el año 2000, el escándalo de la empresa TOYSMART.COM la cual tras declararse en quiebra, puso a la venta en forma pública su base de datos de cientos de miles de clientes, encendió los focos rojos sobre la titularidad de los datos personales en los Estados Unidos. Para el 2001 más de 12 propuestas en materia de protección de datos personales en Internet se presentaron en el congreso de los Estados Unidos.

En Septiembre del año 2001, se dan los ataques a las torres gemelas en Nueva York, lo que provoca echar para atrás todas las iniciativas y el surgimiento de la “Patriot Act”, lo que permite al gobierno tener acceso de llamadas, correos electrónicos, navegación en Internet de presuntos terroristas, sin la orden de un juez.

Con base en ésta ley, las grandes plataformas sociales en Internet, se vieron forzadas a modificar sus avisos de privacidad y peor aún, a cooperar directamente con el gobierno para detectar perfiles que pudieran considerarse una amenaza para la seguridad de ése país.

En el año 2002 se crea la Information Awarness Office, que buscaba recabar información de todas las comunicaciones, sin embargo, dicha oficina fue cerrada poco tiempo de su apertura.

Y no es sino hasta el 6 de junio de  2013 cuando Edward Snowden, por medio de WikiLeaks libera cientos de documentos considerados secretos, muchos de ellos relacionados con las actividades de espionaje de los Estados Unidos, no sólo en su territorio, sino también a nivel internacional y a presidentes de otros países, como fueron los casos de los presidentes de Alemania, Brasil y México entre muchos otros.

Dese entonces se ha sabido que el FBI sostiene prácticas con Facebook para crear herramientas que establecen perfiles psicológicos con lo publicado en la plataforma y es por demás sabido que las autoridades federales y locales llevan a cabo un rastreo de determinados tipos de publicaciones tanto en Facebook como en Twitter y muchas otras más.

Cada vez son más los casos en que la policía toma acciones severas en contra de personas que postean jugando palabras como destrucción o bomba.

Asimismo, se sabe ya sobre el Programa PRISMA (Surveillance Program), el cual es un programa de minería de datos de vigilancia electrónica masiva lanzada en 2007 por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos. El programa PRISMA recoge almacenado las comunicaciones por Internet basadas en demandas hechas a empresas de Internet como Google, Facebook, Twitter entre muchas otras, para entregar todos los datos que coincidan con los términos de búsqueda aprobados por el tribunal.

Se habla también de la creación de herramientas para la detección de personas con base en datos biométricos, con base en las fotografías subidas en diferentes redes sociales en Internet.

La siguiente semana continuaremos con la situación que vive México.

, , , , , , , ,

Deja un comentario